martes, 19 de febrero de 2008

Monet: les Nymphéas





(Hoy no hay nada que leer. Sólo relajarse y disfrutar de estas maravillas. Y que nadie se las pierda en toda su belleza en l'Orangerie si pasa por París).

Para el que no pueda, le dejo la posibilidad de la visita virtual, cortesía del Musée de l'Orangerie.

2 comentarios:

coco dijo...

me encanta el arte, pero el impresionismo tiene esa magia que consigue relajar. Incluso el convulso de Van Gogh (aunque post impresionista) es capaz de eso.
besos

Roxana dijo...

No puedo estar más de acuerdo, el impresionismo me relaja totalmente. Y l'Orangerie es casi un lugar zen.