miércoles, 27 de febrero de 2008

Goya por sí mismo


No conocía este cuadro, juro que nunca antes lo había visto, pero me entran escalofríos cada vez que lo miro. Se trata de "Goya atendido por el doctor Arrieta" y que, por sí solo, merecería la visita a la ciudad de Minneapolis, ya que es allí donde se encuentra.
Es escalofriante. Pintado en 1820 tras una dura enfermedad, Goya se retrata a sí mismo pálido, alelado, enfermísimo. Su mirada está totalmente perdida. Detrás suyo, el doctor Arrieta, que le curó.
El cuadro reinventa el estilo de los exvotos, ya que, en la parte de abajo, la inscripción revela claramente por qué lo pinto:
"Goya agradecido, á su amigo Arrieta: por el acierto y esmero con qe le salvo la vida en su aguda y / peligrosa enfermedad, padecida á fines del año 1819, a los setenta y tres años de su edad. Lo pinto en 1820".
Sin embargo, hay que fijarse en algo más. En las mujeres que se vislumbran al fondo, que pueden ser las Parcas. Y que el cuadro podría ser también una reinterpretación del clásico tema de la Piedad (la Virgen con Cristo muerto): una Piedad laica.
(Aquí la Piedad del Vaticano, de Miguel Ángel)


Sea lo que sea, es maravilloso.

9 comentarios:

raquel dijo...

Gracias por el descubrimiento, Roxana. ¡Qué gran regalo de miércoles!

Roxana dijo...

Después de ver este cuadro, tenía que compartirlo.
Besos (¡qué alegría! aquí mañana es fiesta)

maba dijo...

gracias, Roxana, por tu blog..
el Goya en cuestión.. pues, sí, como escarpias..lo habrá hecho en agradecimiento pero de agradecido no tiene!!!

un beso, guapa.. y sigue culturizándonos!!

maba dijo...

queria decir..."cara de estar agradecido, no tiene"...ains, que malas son las prisas

Roxana dijo...

La verdad es que la cara de Goya no está para muchas alegrías... Eso sí, si tenemos en cuenta el dinero que cobró el doctor o sus descendientes cuando vendieron el cuadro, es un regalazo. O mejor, verlo todos los días colgado en tu pared, mientras desayunas.
Besos

Theodoro dijo...

Yo tampoco conocía ese cuadro, Roxana. Como sucede con la mayoría de las pinturas de Goya, producen en quien los ve por primera vez un verdadero impacto emocional. Gracias!

Miu dijo...

Fantástico. Cada día me gusta más tu blog. Sigue así por favor!!!
Tengo en casa un libro con imágenes de aguafuertes... muy impactante.

Roxana dijo...

Theodoro, Miu, gracias por los comentarios. Goya es siempre tan impactante... Sí, ésa es la palabra.

coco dijo...

no lo conocía y es sencillamente impresionante. Gracias, Roxana!