martes, 15 de abril de 2008

Calvin y un cuento

Calvin y el arte (en inglés):


Y hoy quería presentaros uno de mis minicuentos. Espero que os guste. Por supuesto, se admite todo tipo de críticas.

La hora de despertarnos juntos

“Ha llegado la hora de despertarnos juntos”.

El príncipe miró hondo a los ojos de la princesa mientras le decía esas palabras. Ella asintió, valerosa. Todas las noches se acostaban juntos y, mientras dormían, forzudos eunucos les trasladaban a habitaciones diferentes. Esa era la ley inamovible para los herederos de la casa real persa, establecida desde antes del profeta Mahoma.

Esa misma noche se acostaron como de costumbre, agarrándose la mano antes de quedar dormidos. Los eunucos entraron sigilosamente pero no encontraron a nadie. Los príncipes habían conseguido despertarse y habían huido. Corrieron por los jardines, riendo y disfrutando la noche juntos. Aspiraron el perfume de las rosas nocturnas y se perdieron en los vastos dominios del rey.

Los pájaros de la mañana comenzaron a cantar y miraron a los dos príncipes, que se habían adormecido en un banco. La princesa se despertó con los primeros rayos de sol y, agradeciendo a Alá ese momento, besó los labios de su marido, que abrió los ojos. La sonrisa se heló en sus labios: ahora sabía por qué la ley prohibía al heredero despertarse con una persona al lado. No acertó a decir una sola palabra antes de que el príncipe, transformado en un oso terrible, le abriera la garganta de un zarpazo.


7 comentarios:

raquel dijo...

Mi inglés no da para tanto como para disfrutar de la tira de Calvin (creo que también influye que vea las letras tan lejanas, jejeje). Pero sí he disfrutado mucho de tu minicuento. Fue todo un honor compartir primer premio contigo.

Daphne dijo...

Me ha gustado mucho tu cuento. Por un momento me has trasladado al mundo de las mil y una noches....del cual me he despertado con el zarpazo del oso.
Un blog muy interesante que acabo de descubrir y por el que me voy a pasear a menudo. Enhorabuena.

coco dijo...

adoro a Calvin & Hobbes!!

con tu cuento me he quedado helada. Empieza blandito, suavecito, idílico y te despierta de repente, con un giro tremendo. Me ha gustado mucho. En un puñadito de líneas consigues atraer la atención del que lo lee. A mí me ha cautivado hasta llegar al final.

Una opinión personal: demasiado adjetivado (para mi gusto personal, claro)

maba dijo...

me encantan Calvin y Hobbes!!!

el cuento es muy bonito. Con mucha capacidad de evocación de una tierra desconcida e inexistente ya... y con un final desasosegador... pobres príncipes!!
pero una pregunta.. por qué un oso? me sorprende porque no es un animal que asocie con ese entorno.

besos

Miu dijo...

Me ha encantado tu cuento, tiene ese punto de leyenda que me encanta.
Besos!

Bimba y Laura dijo...

Está muy bien el cuento. me gusta

Roxana dijo...

¡Gracias a todas por vuestros comentarios y los elogios/críticas a mi cuento!

Raquel, qué buena memoria tienes, mujer.

Daphne, gracias.

Coco, me alegro de descubrir más fans de Calvin y Hobbes. Son geniales. El cuento está tan adjetivado a propósito. Cuando lo escribí, estaba leyendo "Las 1001 noches" y quería imitar ese estilo.

Maba, no sé por qué un oso. Salió así. A veces no se puede explicar.

Miu, Bimba y Laura, muchas gracias.

Me alegro de que os haya gustado. Ya iré colgando algún minicuento más.