miércoles, 7 de mayo de 2008

¿Leer en papel?



El nuevo gadget de moda se llama Kindle. Es un aparato inalámbrico que permite leer libros en una pantalla. Supuestamente, esta vez sí que es mejor: permite descargar hasta 200 libros y pesa lo mismo que un libro de bolsillo. Pantalla de baja resolución, para que no se canse la vista. Incluye la posibilidad de marcar ciertos pasajes, incluso de escribir notas. Precio: 400$ (aunque seguro que bajará).

La única ventaja que le veo al Kindle es su uso en largos viajes. Cuando hay que llevarse muchas lecturas, y todas pesan en nuestra espalda. Yo no soy del tipo bibliófilo radical, pero sí es verdad que el tacto de un libro, el olor de un libro recién comprado (o antiguo) y el hecho de pasar las páginas con la mano es algo que no se puede imitar (y de lo que yo no puedo prescindir). Además, el Kindle no nos permitirá saber si la persona que está a nuestro lado en el tren lee el "Marca" o "Guerra y paz". Impedirá esos momentos de reconocimiento entre dos personas que leen el mismo libro, como muestra esta bonita portada del New Yorker:



¿Qué pensáis del Kindle? ¿Lo compraríais? ¿Preferís papel o pantalla?

14 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maba dijo...

ay, yo es que soy una clásica... me gusta el papel...como me gusta el cine en su formato (celuloide, fotogramas) y no hd ni cintas de vídeo... una romántica inadaptada a los tiempos porque no cabe duda que para los viajes es un puntazo!! además la dinámica cómo sería? vas a una librería..fastidias al pobre librero y después descargas en el kindle este?? no, no... clasicismo, por favor.
besos

raquel dijo...

Yo también soy adicta al tacto del papel y a pasar páginas... no me imagino leyendo todo el día en una maquinita, demasiadas horas pasamos ya delante del ordenador...

Daphne dijo...

A mí me gusta sentarme o tumbarme con un buen libro entre las manos, pasar las páginas, mirar la portada...
Sin embargo, a este invento le veo la ventaja de que no ocupa lugar...porque en mi casa ya no sé donde meter los libros.
Y la mayor ventaja es para los viajes. Por mi trabajo, viajo bastante y poder llevar varios libros en tan poco espacio es algo muy tentador... En estas ocasiones lo veo útil. Pero para el día a día un libro de papel!

maba dijo...

es cierto, se da un problemilla de almacenaje con los libros (y, en mi caso, también con las pelis)..pero, por otro lado, cualquier estancia con una estantería repleta de libros... me hace sentir en casa..es acogedora... no sé bien cómo explicarlo.

Roxana/Artemidoros dijo...

Daphne, yo tengo el mismo problema de almacenaje. Por ahora lo he solucionado recurriendo a la biblioteca pública, pero es tan bonita una habitación con estanterías...
Yo además me he dado cuenta de que leo diferente en pantalla que con un libro. Como que en la pantalla lo leo todo por encima. ¿También os ocurre?

Blaudemar dijo...

Yo no podría leer así un libro.
Con lo que me gusta a mí tener un libro "de los de siempre" entre las manos...

Miu dijo...

Bueno, para un viaje largo... puede ser útil... pero prefiero los libros clásicos, y si pueden ser de tapa dura mejor. Tenerlos en tus manos, acariciarlos, respirar su aroma a nuevo o mejor aún, a viejo, abrazarlo cuando te emociona su final, mirarlo en tu estantería y recordarlo... si en el fondo soy una romántica!
Besos!

ins dijo...

papel, papel, papel... y siempre papel!! para mi los libros de papel lo son todo, cada uno tiene su esencia, su olor, me encanta su tacto, pasar paginas y ver el taquito de libro q m queda por terminar,vamos, q yo creo q leer un libro es mucho mas q pasar palabras con la mirada, el contacto en si con el libro ya de por si es una pequeña historia que no merece la pena perderse!!! en septiembr tub un virus q m hizo star 15 dias en el hospital, mi tia m trajo un libro, solo abri el paquete y al verlo le dije a mi madre, guardalo pq no quiero asociar el olor a libro nuevo con vomitos... asiq despues de esto, n tngo mas q decir!! pero sta genial q tngamos la posibilidad electronica!!! bsss

Marta dijo...

Yo ya no se qué pensar de mis futuros hábitos, en su día dije que no a las cámaras digitales (donde esté la emoción del revelado de toda la vida...) y mírame ahora, que no se ni dónde tengo la "analógica". Eso por no hablar del mp3 (adión carátulas, letras de las canciones, hola comodidad, capacidad)
El libro no va a desaparecer porque es un objeto perfecto, pero mi teoría es que los formatos convivirán. No imagino leer un libro infantil en una pantalla, pero tampoco le veo la gracia a ir cargada con el tomo del bestseller de turno...
¿quién ha dicho que de este agua no beberá? ;)

Anónimo dijo...

Yo ya no se qué pensar de mis futuros hábitos, en su día dije que no a las cámaras digitales (donde esté la emoción del revelado de toda la vida...) y mírame ahora, que no se ni dónde tengo la "analógica". Eso por no hablar del mp3 (adión carátulas, letras de las canciones, hola comodidad, capacidad)
El libro no va a desaparecer porque es un objeto perfecto, pero mi teoría es que los formatos convivirán. No imagino leer un libro infantil en una pantalla, pero tampoco le veo la gracia a ir cargada con el tomo del bestseller de turno...
¿quién ha dicho que de este agua no beberá? ;)

coco dijo...

a mí donde se ponga el papel que se quite cualquier otro invento. Soy una romántica: tengo cámara analógica y sigo comprándome CDs porque el MP3 no me convence. Los libros me encantan, y por eso siempre los compro. Si me recomiendan uno, prefiero que no me lo presten. Quier tenerlo. Me encanta leerlos, olerlos, tocarlos, marcar las páginas que me gustan, guardarlos, releerlos... el libro tiene una magia especial que lo protegerá ante objetitos de esta clase. ojalá, eso espero....

Roxana/Artemidoros dijo...

Veo que el aparatito ha suscitado debate y que no creo que ninguna lo vaya a comprar por ahora. Es verdad que es cómodo para un viaje, por ejemplo. Pero yo no le veo mucha más utilidad.

Hasta cierto punto, casi todos los lectores somos unos fetichistas. Nos gusta el sonido del papel, el olor, el tacto. A mí me gusta en general el concept de libro, tan rectangular, tan compacto, tan perfecto. Creo, Marta/telericatarta, que cuando hablamos de este tipo de relación, no hablamos de los bestsellers...
Besos a todas

Anónimo dijo...

Efectivamente Leteo, los bestsellers que "hay que leer", aunque sólo sea por saber de qué hablan cuando hablan de La sombra del tiempo, por ejemplo, tanto da el continente. Pero para lecturas escogidas, una edición hermosa y cuidada enriquece el libro.
:)