miércoles, 30 de abril de 2008

Frida y Frida



Ésta es una entrada difícil de escribir. No porque no me guste Frida Kahlo (1907-1954), sino porque toda su obra me apasiona, con lo que no sé dónde elegir (lo que los franceses llaman "l'embarras du choix").
Frida es compleja, simple, interesante, emocionante, personal, universal. Su obra refleja su vida, sus dolencias (provocadas por un accidente de autobús que le dejó la espina dorsal maltrecha), su tormentoso matrimonio con el artista Diego Rivera, sus ideales comunistas, sus ideales sobre la mujer, su tradición dual (europea-indígena).

La obra que os quiero mostrar hoy, Las dos Fridas, fue pintada en 1939 (hoy está en el Museo de Arte Moderno de México). En ella vemos la dualidad de Frida. Por un lado, está la Frida vestida de blanco, a la europea, con esa especie de gola que le cubre todo el cuello. Por el otro, la Frida indígena, vestida a la mejicana, con un medallón que lleva la imagen de su marido, Diego Rivera, en la mano.
Es una obra inquietante, surrealista. La Frida europea lleva unas delicadas tijeritas de plata con las que ha cortado parte de sus venas (¿tal vez mencione sus varios abortos? ¿o las infidelidades de su marido, entre otras, con su hermana Cristina?). Sin embargo, a pesar de esa doble cultura, las dos Fridas están unidas de corazón a corazón por esas inquietantes venitas que corren por su cuello y se enroscan en sus brazos. Una de ellas, que sale del corazón, parece una manita que quiere acariciarles las cara. Las dos Fridas son sólo una. Unidas por las manos y por la sangre.

En mi opinión, una de las mejores expresiones de la dual naturaleza de muchos lationamericanos.

Prometo más Frida Kahlo pronto. Mientras tanto, os recomiendo el libro de Taschen dedicado a Frida Kahlo: es muy interesante, está muy bien escrito, los dibujos son en color y, además, se encuentra en cualquier biblioteca (o en cualquier librería a muy buen precio). Aprovechad en la Feria del Libro más próxima. Es un regalo maravilloso.

La referencia completa es: Andrea Kettenman, Kahlo (Taschen, 1999).

7 comentarios:

raquel dijo...

¡Acabarán siendo mi perdición estos libros de Taschen!

Daphne dijo...

La obra de Frida Khalo me encanta. He podido ver una exposición sobre su obra y me gustó mucho.
Todos los libros de Taschen son muy interesantes y permiten acercarte al arte, escultura, arquitectura etc a muy buen precio.

El Notable dijo...

Hola! me gusta tu blog! Los cuadros de Frida son super especiales, provocadores... Diego, su marido, es genial tambien
un saludo!!!!

Noe dijo...

Hola Roxana, acabo de descubrir tu blog.

Buscaba una imagen de la primavera y me he encontrado con la magnífica pintura de Boticelli. Así que me he puesto a pasear por tu blog y he encontrado en el innumerables referencias a lo que son mis inquietudes personales: sobre todo la pintura y la lectura.

Con tu permiso te enlazo en mi blog para visitarte de vez en cuando.

Saludos!

PD.:Yo también soy adicta a los Taschen.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el comentario del cuadro, me has hecho ver detalles que de otro modo se escapan. Voy a dedicar más atención a Frida Kalho, de algún modo siempre me he quedado en los rasgos más amplios, y seguro que descubro varios tesoros...

Roxana dijo...

Hola a todos:
Perdón porque la imagen del cuadro desapareció, y tuve que volver a buscarla.
Raquel, los libros de Taschen se acumulan porque son todos estupendos. Si no fuera por el precio, acabaríamos todos en bancarrota.

Daphne, ¿qué exposición viste? Yo nunca he visto en persona un Frida Kahlo, y tengo muchas ganas.

El notable, gracias por pasar y tus comentarios. Sinceramente, me gusta más ella que su marido. Me parece más rompedora.

Noe, ¡bienvenida!

Telericatarta, Frida es tan especial, que todos sus cuadros tiene algo muy suyo. Yo no los entendí bien hasta que leí un libro sobre su vida.

¡Besos a todos!

Daphne dijo...

La exposición la vi en Santiago de Compostela, en diciembre de 2005.