miércoles, 9 de abril de 2008

Cuando las bibliotecas están solas...

Hoy quiero mostrar en el blog parte del trabajo de una fotógrafa alemana, Candida Höfer, que fotografía edificios vacíos. Uno de sus temas favoritos: bibliotecas. Höfer se ha paseado por toda Europa y parte de EEUU sacando fotos a esos receptáculos de libros cuando están desprovistos de usuarios, cuando los libros están solos y pueden respirar tranquilamente. Las fotos son extrañamente hermosas, poéticas y pacíficas.






















El libro no está editado en España, pero se puede encontrar fácilmente. Y, como es un libro de fotografía, el texto no es lo importante. Un regalo perfecto para un bibliófilo.














5 comentarios:

raquel dijo...

¡Me encantan las bibliotecas! pero nunca me las imaginé vacías... me resultan algo tristes. Me gusta mucho en la biblioteca el eco de los zapatos que intentan no hacer demasiado ruido, el ruido de las páginas al pasarse, los susurros entre usuarios, quedan ya tan pocos sitios en los que alguien hable en susurros...

Miu dijo...

A mí también me encantan las bibliotecas, y sobre todo perderme en ellas mirando y ojeando libros, puedo estar horas así. Lo que me cuesta horrores es estudiar en ellas, por lo menos en la de mi universidad, no había manera!

raquel dijo...

Yo tampoco pude nunca estudiar en las bibliotecas, pero es por lo curiosa que soy. No puedo evitar mirar lo que lee todo el mundo... y así no hay quién se concentre.

maba dijo...

Qué fotos tan bonitas!! el libro es muy sugerente. A mí, las bibliotecas vacías sí me gustan. No soportaba estudiar en ellas porque no hacia nada jejeje...

Roxana dijo...

Yo tampoco he podido trabajar mucho en las bibliotecas, más que nada porque también me ponía a mirar lo que la gente leía, lo que estaba en las estanterías...
Eso sí, Raquel, lo de los susurros aquí es cosa del pasado. Ayer mismo tuve que llamar la atención a la bibliotecaria (mejor dicho, funcionaria) de préstamo de mi biblioteca provincial porque estaba hablando (berreando) en voz alta como una amiga. Una barbaridad. Por cierto,ya te he hablado de ella: es "Luces de Bohemia".
(Para las demás: "Luces de Bohemia" es la que preguntó a un usuario que pedía la obra con ese título si era "la película).
Besos